• 332 5287 852
  • admin@amuvie.mx
Horario de Atención: 9:00 am - 2:00 pm Hora del Centro de México
×

Mensaje

AMPZ Notice: you have enabled the AMPZ plugin, but not enabled any social networks. Please enable one or more networks in Settings -> Networks. More information can be found here.

En 1927, tras el éxito del Modelo T que se mantuvo en producción durante 18 años, Ford lanzó en Modelo A, dotado de un motor de gasolina de 3,3 litros y tracción trasera, del que se lanzaron variantes como la camioneta que ha adquirido para su transformación esta empresa canadiense. La compañía ha extraído el propulsor de gasolina situado en posición delantera central de su sitio original y ha colocado allí un motor eléctrico y una batería, probablemente procedente de un Smart eléctrico con la que es capaz de recorrer entre 112 y 153 kilómetros (70-95 millas).

Es curioso poder echar la vista atrás para comprobar que a finales del siglo XIX, cuando todavía la industria automotriz no había decidido su camino, los inventores recurrieron a la electricidad para alimentar sus primeras creaciones. Los primeros coches eléctricos, reconocibles como tales, datan de principios del siglo XX. Fue el predecesor del Modelo A, el Modelo T de Henry Ford, el que provocó que los motores de combustión se convirtieran en una forma de transporte asequible y disponible para todos, relegando a los eléctricos a desaparecer durante años.

Un siglo después, la historia le da la vuelta a este relato a su manera, con la propuesta de esta empresa canadiense. En la era en la que los grandes motores de combustión alimentados por gasolina comienzan a convertirse en un recuerdo, esta transformación aparece como una reivindicación de la electricidad frente a los combustibles fósiles. Aunque la transformación de un coche de combustión en otro eléctrico puede considerarse hoy en día una tarea complicada, tanto técnicamente como administrativamente, este ejemplo sirve para demostrar que hoy en día (casi) todo es posible.

Esta camioneta derivada del Modelo A se fabricó en 1931 y fue adquirida en 2018 para sustituir su motor de gasolina por un motor eléctrico Netgain Warp 11 que es capaz de generar 32,6 kW (43,7 CV) y ofrecer 183 Nm de par en las ruedas traseras. También se ha eliminado su transmisión de tres velocidades por otra directa de una sola marcha. El conjunto lo alimenta una batería de iones de litio de 17,6 kWh probablemente procedente de un Smart eléctrico situada en la caja de carga. La velocidad máxima que es capaz de generar este sistema de propulsión es de 96 km/h y su autonomía está entre los 112 y los 153 kilómetros.

Este Modelo A ha recibido también otras actualizaciones como por ejemplo un controlador de motor EVnetics Soliton 1, suspensiones traseras coilover (con los resortes montados exteriormente al amortiguador hidráulico), fácilmente ajustables y compactas y frenos de disco Wilwood en las cuatro ruedas. En el interior el suelo se ha sustituido por otro formado por listones de madera, iluminación led y un calentador para mantenerlo a la temperatura deseada. Para modernizar un poco más el resultado incluye varios puertos USB para conectar dispositivos.

El Modelo T se encuentra actualmente en Ontario y se vende mediante un proceso de subasta para el que en el momento de escribir este artículo restan cuatro días para la puja, que actualmente está en 10.500 dólares.

Información Contacto

Av. Liceo No #830, Col. Centro Barranquitas C.P. 44280

    Paginas de Interés

    Copyright © 2021 Asociación Mexicana de Unidades de Verificación de Instalaciones Eléctricas . Todos los derechos reservados.